Las mejores frases de Ibrahimovic

zlatan ibrahimovic
Zlatan Ibrahimovic.

Empecemos con una disculpa: no puede ser que pudiendo reunir los mejores goles, las acrobacias más espectaculares o los regates imposibles, vengamos con las mejores frases de Ibrahimovic. O con las más estrambóticas. Pero claro, no puede ser a menos que se trate de Zlatan Ibrahimovic, con quien nada es imposible. Con el delantero sueco, el personaje está a la altura del futbolista. A una altura estratosférica. Y Zlatan es tan buen futbolista como figura mediática y popular. No hay nadie como Zlatan, como diría el propio Ibrahimovic hablando en tercera persona sobre sí mismo.

Querido Los Angeles, de nada

Un jugador que publica un anuncio en el periódico local cuando ficha por Los Angeles Galaxy, sólo para decirle a la ciudad «De nada». Un deportista que se contagia de COVID-19 y le advierte al patógeno que ha sido el peor error de su vida. Una estrella mediática que responde sin pelos en la lengua a quien se ponga por delante. Un futbolista así es mucho más que un futbolista. Los Chuck Norris facts han muerto, los ha matado Ibrahimovic.

Aquí están algunas de las mejores frases de Ibrahimovic. Que aproveche.

El virus me desafió y le vencí. Pero tú no eres Zlatan

la times anuncio ibrahimovic
Anuncio de Ibrahimovic en el LA Times en marzo de 2018.

Lo mejor de Ibrahimovic ante los micrófonos y ante las cámaras es que no se guarda nada. Igual que en el campo. No se reserva para los anuncios, de los que hay una buena colección de comerciales de publicidad que han sabido explotar el carisma y la divertida fanfarronería del delantero. No mide su discurso ante los rivales, sean de la proporción que sean. No selecciona los canales, se desborda en redes sociales y ante cualquier tribuna donde pueda opinar. Es un personaje hecho a sí mismo y sin filtros.

No conozco ningún jugador de la Liga Francesa, pero todos ellos saben quién soy yo

Cuando lo ves realizando controles aparentemente imposibles en improbables escorzos aéreos piensas: «Este futbolista es diferente». Igual que cuando aparece regateando, marcando de todas las maneras posibles o simplemente estando sobre el campo, con esa sensación de dominio y autoridad sobre el resto. Y ocurre que todo ese show no termina ahí, sino que continúa tras la ducha y durante todos los minutos de su vida.

Zlatan, te queremos, de verdad. No cambies nunca.

No merece la pena ver un Mundial sin mí

Soy tan perfecto que me hace gracia

, , , , , , , , , ,
Cart